FUTURAS REFORMAS DE LA LEY DE PROPIEDAD INDUSTRIAL DE MÉXICO

El pasado 13 de marzo de 2018 el Senado aprobó una Nueva Reforma de la Ley de Propiedad Industrial, esta vez centrada en la normativa aplicable a la protección designos distintivos, y que aún no dispone de fecha de entrada en vigor.

Los puntos más relevantes de esta futura reforma son los siguientes:

  • Amplía el concepto de marca a “todo signo perceptible por los sentidos y susceptible de representarse” para adecuarlo a las marcas no tradicionales (olfativas, sonoras y “trade dress”).

 

  • Reconoce la “distintividad adquirida” de las marcas genéricas o descriptivas.

 

  • Permite el registro de marcas o nombres comerciales semejantes a otros que se encuentren en trámite o registrados siempre y cuando se exhiba una carta de consentimiento expreso del titular del derecho anterior.

 

  • Determina la información que debe recoger los reglamentos de uso de las marcas colectivas.

 

  • Introduce la figura de las “marcas de certificación” y permite la protección de indicaciones geográficas bajo esta modalidad sin renunciar a su naturaleza.

 

  • No será necesario que las marcas notoriamente conocidas se encuentren registradas en México para que pueda obtenerse una declaración sobre su notoriedad.

 

  • No se podrá solicitar protección para el encabezado completo de una clase de productos y servicios, sino que se deberán indicar los productos y servicios específicos sobre los que se aplicará la marca.

 

  • En los procedimientos de oposición se permitirá la presentación de alegaciones tanto al oponente como al solicitante, estableciéndose el tipo de pruebas que podrán presentase y el IMPI deberá dictar resolución fundamentada de las oposiciones recibidas.

 

  • Transcurridos tres años desde la concesión de la marca, el titular de la misma dispondrá de un plazo de 3 meses para presentar declaración jurada ante el IMPI sobre el uso de la marca, declarándose la caducidad del registro en caso contrario.

 

  • El titular de una marca deberá realizar la correspondiente declaración de uso real y efectivo de la marca al solicitar su renovación.

 

  • No serán registrables las marcas solicitadas de mala fe, incluyéndose este supuesto como causa de nulidad de un registro.

 

  • Se prohíbe el registro de la imagen, apelativos o voz de una persona reconocida o famosa sin su consentimiento expreso.

Los aspectos aquí citados no serán de aplicación para las solicitudes de marcas presentadas con anterioridad a la entrada en vigor de estas reformas.